Todo Noticias

Pymes alertan desprotección ante modalidad imperante de secuestros en Chile: «Somos los más expuestos»

Casos que han levantado la preocupación en el mundo de las pequeñas y medianas empresas, quienes afirman estar más expuestos a este tipo de delitos por su forma de operar, con alta disponibilidad de efectivo y escasas medidas de seguridad.

carabineros

«Es un desafío que probablemente a ese nivel de sofisticación y complejidad no habíamos enfrentado«, decía en la mañana del lunes el fiscal nacional, Ángel Valencia, cuando el país comenzaba la semana con una nueva -para Chile- modalidad de delito que ha levantado las alarmas de los encargados de la seguridad: los secuestros extorsivos, y una seguidilla de casos que se han registrado en distintos puntos del territorio nacional.

El caso que ha acaparado la mayor atención fue el de Rudy Basualdo, en Rancagua. Un empresario metalúrgico que estuvo secuestrado durante 35 horas, siendo liberado luego de que la familia pagara entre $40 y $60 millones a los captores. En octubre, en tanto, una caso secuestro también afectó a un empresario, del rubro ferretero y cuyo hijo de 16 años fue capturado en Illapel -Región de Coquimbo- por sujetos que exigían el pago de $150 millones para su liberación. Finalmente, el adolescente fue encontrado con vida por la PDI, en Pichidangui.

Casos que han levantado la preocupación en el mundo de las pequeñas y medianas empresas, quienes afirman estar más expuestos a este tipo de delitos por su forma de operar, con alta disponibilidad de efectivo y escasas medidas de seguridad.

Héctor Sandoval, presidente de la Conapyme, manifestó a Emol que «es un tema muy complejo, es una preocupación de toda la ciudadanía, esencialmente de las pymes, porque hemos visto delitos que nunca existieron en Chile, como el sicariato y, hoy, los secuestros, lo que además se maneja mal», aludiendo a la cuestionada intervención de la ministra del Interior, Carolina Tohá, quien reveló que se pagó dinero a cambio de la liberación de Basualdo, el empresario de Rancagua.

«Cuando yo digo que se pagó un secuestro, estoy abriendo un nuevo emprendimiento: hay que dedicarse al secuestro, que es rentable…es un tema que hay que abordarlo con la seriedad que amerita», subrayó. Dicho eso, subrayó la exposición que tienen los empresarios ligados al mundo emprendedor. «El empresario pyme es el que tiene menos resguardo.

A lo mejor el que tiene mayores ingresos tendrá guarda espalda, tendrá guardia de seguridad, tendrá vehículos blindados, pero el pyme no, el pyme es un ciudadano común y corriente que tiene su emprendimiento y que funciona como funcionamos todos», agregó. «Alguien que retira $20 millones del banco es por la forma de funcionar de los pyme, que es diferente y por eso puede ser que estamos bastante más expuestos», explicó.

Sensación que compartió Juan Pablo Swett, líder de la Multigremial Nacional, quien sostuvo a Emol que «las pymes son las mas expuestas a este tipo de secuestros principalmente por el manejo de efectivo que hay en varios sectores tales como comercio minorista, restaurantes, panaderías y distribución de gas». Mientras que Jorge Welch, quien dirige la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), entregó a Emol una visión más general al respecto. «La delincuencia es un tema que afecta prácticamente a todo el país y por lo tanto va mucho más allá de estos casos puntuales», acotó.

«La industria del secuestro se empieza a desarrollar cuando pasan estas cosas y hay secuestros express, secuestros de ciertos precios, más caros, más icónicos, pero el tema de la inseguridad que genera es mucho, no solamente para el comercio y el empresariado en general, sino que también para la ciudadanía. Así que yo no lo circunscribiría solamente a un tema de empresarios pyme o empresarios más grandes», consignó.

Los otros delitos a las pymes

Si bien el secuestro fue uno de los delitos que encendieron más la preocupación, desde el mundo emprendedor alertaron de otros ilícitos que afectan al sector y a su vez, otras prácticas que se vienen arrastrando desde hace algunos años. Por ejemplo, Sandoval comentó que «todavía no es tan público, pero ya existe esto del ofrecimiento de resguardo para que no lo asalten, para que no le quemen el local. Tienen que pagar un peaje semanal, y eso está ocurriendo en muchos sectores y todavía no es tan público, por lo tanto el tema de la seguridad es un tema muy complejo». Mientras que Swett aseguró que «ya hemos tenido asociados que han sufrido extorsión en sus negocios a cambio de protección y ahora este tipo de secuestros donde claramente empezaremos a ver más empresarios con guarda espaldas y auto blindados, costos que para una pyme son imposibles de costear».

Por su parte, Welch enfatizó en que «la delincuencia es una tendencia que ya viene hace mucho tiempo y que agrega inseguridad a todos, no solamente a los empresarios pequeños, medianos, grandes, sino que a la ciudadanía en general».

Por lo tanto, dijo que «más allá del caso puntual de un secuestro, que es un hecho gravísimo, porque es un tipo de delito que no existía en nuestro país y que los países que han empezado por ese camino en general han terminado mal».

La preocupación de los expertos Distintos expertos coincidieron en que el delito de secuestro es poco frecuente en Chile, por eso genera tanto impacto en la opinión pública. Se trata de un ilícito que ocurre con mayor frecuencia en países como Colombia o México, donde se utiliza como método de extorsión para que las bandas criminales logren sustraer dinero en efectivo con mayor rapidez.

Al respecto, Pilar Lizana, analista internacional de AthenaLab, planteó a Emol que «en este momento hay alerta y mucha preocupación a todo nivel». «Toda persona que pueda pagar un rescate va a estar muy preocupada y asustada porque pueden tomarlo y va a pedir la plata, como pasó en otros países donde ya el tema de rescate ha avanzado a niveles mucho más críticos».

En tanto, Carlos Silva, experto en criminología de la UNAB, aseveró que al momento de que ocurren este tipo de fenómenos, debería surgir «al menos una respuesta preventiva respecto de la ocurrencia de este tipo de hechos».

A modo de ejemplo, planteó sucesos ocurridos a los empresarios chinos, quienes utilizan mucho dinero en efectivo, por lo que «han sido víctimas usuales de este tipo de hechos». En ese sentido, resaltó que «eso tiene que ver con cómo se lleva adelante un negocio, hay cosas que son relativamente fáciles, entre comillas, de prevenir, pero que tienen que ver también con una forma cultural, incluso de hacer negocio».

«Los empresarios de la carne, los feriantes, los empresarios chinos, que en general son gente que maneja mucho efectivo, y eso hace que, claro, en algunos aspectos pueda ser especialmente llamativo, o tentador, o tenerlos como víctimas de manera tal de poder conseguir de esa forma un efectivo inmediato«, cerró Silva.

Fuente
Emol.com
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba