Todo Noticias

Dirección General de Aguas del MOP protege fuentes de aguas subterráneas de la región de Coquimbo y del Maule

Cinco Sectores Hidrogeológicos de Aprovechamiento Común (SHAC) fueron declarados zonas de prohibición para nuevas explotaciones de aguas subterráneas. En total, en el país suman 109 declaraciones, incluyendo estas últimas.

Con el fin de proteger y conservar las aguas subterráneas del país, la Dirección General de Aguas (DGA) del MOP emite declaraciones de zona de prohibición para determinados Sectores Hidrogeológicos de Aprovechamiento Común (SHAC), y así evitar su sobreexplotación, resguardando los derechos de aprovechamiento de aguas ya constituidos y limitando la constitución de nuevos.

 

De este modo, la DGA declaró como zonas de prohibición los SHACs de río Limarí, río Hurtado, río Punitaqui y río Grande en la provincia de Limarí, región de Coquimbo, y los esteros Belco y El Arenal, comuna de Cauquenes, región del Maule. Las resoluciones que así lo establecen fueron publicadas este sábado 1° de julio en el Diario Oficial.

 

La ministra de Obras Públicas, Jessica López, precisó que “la DGA tiene instrumentos para restringir las extracciones de agua cuando están en peligro las fuentes naturales de aguas subterráneas y superficiales, considerando el déficit hídrico presente en el territorio. Sin embargo, no sólo se trata de limitar el otorgamiento de nuevos derechos, sino que se requiere que en dichas cuencas se avance hacia una nueva forma de gobernanza con los consejos de cuenca piloto, para velar por un uso racional del agua con todas y todos los actores de una cuenca y avanzar hacia la seguridad hídrica”.

 

A su vez, el director general de Aguas, Rodrigo Sanhueza, indicó que a nivel país ahora son 109 las declaraciones de zonas de prohibición. “Con la reforma al Código de Aguas junto con priorizar el consumo humano de agua también y velar por el equilibrio entre la función de preservación ecosistémica y productiva que cumplan las aguas, se estableció que en los SHACs declarados con restricción deben conformarse comunidades de aguas subterráneas para que las y los titulares de derecho de un SHAC se organicen y gestionen de manera sustentable el acuífero. Por lo que el llamado es a organizarse e iniciar el trabajo para conformar las organizaciones de usuarios”, comentó.

 

Cabe señalar que una declaración de zona de prohibición imposibilita otorgar nuevas concesiones de aguas ya sean definitivas o provisionales, a fin de resguardar la seguridad hídrica.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba