Todo Noticias

Científicas y científicos de la Región de Coquimbo competirán en Hackathon mundial que busca salvar los océanos

Investigadores e investigadoras de la Región de Coquimbo competirán con otros de diversas regiones del país para ganar esta maratón de 48 horas, en la que participarán otras 13 ciudades del mundo. Metadatos digitales, atlas de oxígeno oceánico, seguimiento satelital de bosques de algas, océano profundo y fitoplancton, son algunos de los desafíos escogidos para desarrollar soluciones concretas a estas problemáticas y cuidar la biodiversidad de los ecosistemas marinos.

Entre el 2 y el 4 de diciembre, se realizará por segunda vez en Chile y en Sudamérica el evento internacional científico Ocean Hackathon. Ya están seleccionadas las cuatro soluciones, presentadas por investigadores, instituciones y universidades, que buscan responder al desafío planteado por los organizadores de la Ocean Hackathon en Santiago: “Entender la biodiversidad oceánica y las funciones de los ecosistemas.”

En su séptima edición, esta actividad es impulsada en Francia por el Campus Mondial de la Mer y, organizada en Santiago por la Embajada de Francia a través de la delegación de cooperación regional para América del Sur, Inria Chile y el Instituto Francés, con el apoyo del Data Observatory como data provider y el Instituto Milenio Base.

En esta maratón científico-tecnológica, los equipos tendrán la misión de desarrollar un prototipo que resuelva el desafío antes mencionado y aporte en la protección de los océanos utilizando las ciencias digitales y datos proporcionados. Los ganadores podrán competir en la final internacional con quienes triunfen en las otras ciudades del mundo y beneficiarse de un apoyo financiero para seguir desarrollando su proyecto.

Representando a la Región de Coquimbo, CEAZA propuso la solución “Generar y explorar ideas para desarrollar una base de datos y un atlas mundial de oxígeno oceánico”, que busca crear una plataforma para uniformar y sintetizar la data disponible sobre la desoxigenación en la zona costera chilena y crear una base estandarizada relacionada con este fenómeno.

La importancia del océano y las soluciones presentadas

Un 71% del área terrestre está cubierta de agua. Chile ocupa el décimo puesto a nivel mundial con mayor territorio marítimo, y en sus 6.430 km de costa se puede observar la inmensidad del océano Pacífico. La biodiversidad marina es vital para la productividad primaria y la captura de carbono que es liberado a la atmósfera por la humanidad. Uno de los principales impulsores de los cambios en las funciones de los ecosistemas es la biodiversidad, definida generalmente a través del número de especies en entornos terrestres y de agua dulce. Entender estos fenómenos es fundamental para tomar acciones desde el punto de vista científico y político.

Además de la solución presentada por la Región de Coquimbo, este año, las propuestas arribaron de diversas regiones de Chile. Así, desde la Región del Biobío, Carolina González presenta la solución denominada “Conservación de la diversidad oculta del océano profundo”, que tiene como objetivo generar una base de datos interactiva que permita conocer las especificidades de la diversidad oceánica de la profundidad marina de la fosa de Atacama. Esta solución busca crear una plataforma que muestre la diversidad hasta ahora desconocida de la zona más profunda del Pacífico sudamericano, así como las
variables ambientales que la pueden estar afectando.

Desde la Región de Magallanes también se presentó una solución llamada “Hacia el abordaje de los metadatos ecológicos para la predicción de las respuestas funcionales de la biota marina” (Universidad de Magallanes), que pretende desarrollar una herramienta donde se visualicen datos y que haga predicciones a futuro, y sea capaz de superponer variables ecológicas sobre un mapa de la Patagonia.

Finalmente, de la Región Metropolitana procede la solución “Seguimiento satelital de los bosques de algas: esfuerzos para un nuevo alcance espacio-temporal” (Eduardo Guajardo), que busca desarrollar un código en series temporales de filtros multiespectrales para analizar los bosques de macroalgas, ecosistemas reconocidos como uno de lo más productivos y dinámicos de la tierra, y las modificaciones que han conocido a causa de los cambios climáticos.

Los participantes a la Ocean Hackathon de Santiago se beneficiarán también de sesiones de formación en ciencias digitales a través del programa Inria Academy y de formación “Propiedad intelectual y software” impartida por Inria Chile.

Sobre los organizadores:

De la Embajada de Francia en Chile participan en la organización de esta hackathon: la Delegación Regional de Cooperación, que tiene como vocación regionalizar proyectos de cooperación franceses en Sudamérica y el Servicio de Cooperación y de Acción Cultural, cuyo objetivo es la cooperación bilateral entre Francia y Chile en todos sus sectores a través del Instituto Francés de Chile, su operador cultural.

También participa Inria Chile, que es el instituto francés de investigación en ciencias y tecnologías digitales presente en Chile desde el 2012. Combina dos pilares estructurales en su ADN: la investigación de excelencia y la innovación tecnológica y transferencia de conocimientos en ciencias digitales con impacto en diversos sectores económicos en Chile y Latinoamérica.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba