Cultura y Espectáculos

En la conmemoracion del Dia del Libro El Museo del Limari Homenajea al Escritor Ovallino Luis Sepulveda

El  Día Internacional del Libro es una conmemoración celebrada a nivel mundial con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor. A nivel internacional es promulgado por la  UNESCO la cual lo hizo por primera vez en 1995. Se celebra cada  23 de abril  desde 1996 en varios países.

 

Para ello  el Centro Cultural Encanto del Limarí en conjunto con la Biblioteca Pública Víctor Domingo Silva sumado al trabajo de Radio Comunicativa de Ovalle, en el marco de un nuevo aniversario de la ciudad,  organizan para el día martes 23 de abril una actividad cultural  de poesía, canto y baile  desde las 17:00 hrs. en calle Covarrubias en el frontis de la ex – estación de ferrocarriles. Se cuenta con la participación de los Huasos del Limarí, el trovador de Rapel y de los distintos establecimientos educacionales entre otros. La actividad busca fomentar y fortalecer el hábito  de la lectura en la comunidad ovallina resaltar la importancia que tiene el libro y sus autores en la cultura universal. Durante la actividad se llevará a cabo un concurso de poesía en el cual participarán 12 niños que fueron preselecccionados, debido a la gran cantidad de postulantes que enviaron sus poemas libres sobre ovalle.

 

De igual forma se llevará a cabo una muestra artística en homenaje a Gabriela mistral y Pablo Neruda a cargo de «los Semilleros del Encanto del Limarí» el cual es un grupo de niños de diversos colegios, además se realizará un homenaje al  conocidísimo escritor ovallino Luis Sepúlveda.

 

BIOGRAFÍA DE LUIS SEPÚLVEDA.

Escritor nacido en Ovalle, en 1949, de gran reconocimiento en el extranjero, a partir de la publicación de la novela Un viejo que leía novelas de amor, en 1992, que lo convirtió en uno de los escritores latinoamericanos más leídos en todo el mundo.

Desde joven realizó numerosos viajes, de Punta Arenas a Oslo, Noruega, y de Barcelona, España, a Quito, Ecuador. Visitó también la selva amazónica y el desierto del Sahara. Sufrió prisión durante la dictadura de Pinochet y posteriormente abandonó el país. El exilio le llevó a Europa, donde ha ido publicando la mayoría de sus novelas y relatos. Al igual que la de Isabel Allende, su obra literaria ha sido valorada con grandes éxitos de ventas en el exterior.

Destaca su preocupación por el desequilibrio del planeta y por tanto de la humanidad. Su obra ofrece elementos cosmopolitas, con ciertos rasgos de moraleja y de aliento profético. Sepúlveda se muestra admirador de Julio Verne y de Joseph Conrad, así como de los chilenos Manuel Rojas, Pablo de Rokha y Carlos Droguett. Con un lenguaje directo, de rápida lectura, cargado de anécdotas, sus libros denuncian el desastre ecológico que afecta al mundo y critican el egoísta comportamiento humano, pero también muestran y exaltan las más maravillosas manifestaciones de la naturaleza.

La obra que le dio a conocer, Un viejo que leía novelas de amor (1992), es una historia repleta de aventuras ambientada en la selva ecuatoriana, en el mundo de los indios shuar o jíbaros; el libro mereció los premios Juan Chabás de novela corta y Tigre Juan.

Le siguieron Mundo del fin del mundo (1994), sobre la criminal caza de ballenas practicada por empresas japonesas; Nombre de torero (1994), su primera novela negra; Patagonia Express (1995), un libro de viajes; el cuento Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar (1996), pensado para sus hijos y cuyo contenido ecológico está muy bien expuesto, y finalmente el libro de relatos Desencuentros (1997) y la más reciente Diario de un Killer sentimental (1998), a través de la cual parece, según algunas interpretaciones, que el autor abre su obra a nuevos caminos.

Entre los últimos títulos de su producción se encuentran Historias marginales (2000), Hot line(2002), novela negra protagonizada por un detective mapuche, Los peores cuentos de los hermanos Grim(2004), escrito en colaboración con Mario Delgado Aparaín, y La sombra de lo que fuimos (premio Primavera 2009). Actualmente se desempeña, además como columnista del Diario francés Le Monde Diplomatique.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba